¿Qué es la podología preventiva?

La podología preventiva se dedica a vigilar y prevenir infecciones, alteraciones o enfermedades en nuestros pies.

Se realiza mediante un seguimiento continuo en diferentes consultas, que puede ser una vez al mes o cada 15 días.

El tiempo será asignado por cada podólogo según el cuadro clínico de cada paciente. Los podólogos utilizan diversos métodos para vigilar a los pacientes en busca de infecciones y enfermedades, como exámenes de los pies, radiografías y pruebas para detectar bacterias y hongos.

El objetivo de la podología preventiva es identificar y tratar los problemas lo antes posible, para que no se conviertan en crónicos y/o incapacitantes.

La podología preventiva es una parte importante del cuidado general de los pies, y es especialmente importante para las personas con riesgo de desarrollar infecciones u otros problemas en los pies.

Por ejemplo:

  • Las personas que tienen diabetes, cáncer u otras enfermedades crónicas corren un mayor riesgo de desarrollar infecciones en los pies.
  • Las personas que tienen artritis u otras enfermedades que afectan a los pies pueden descubrir que sus problemas en los pies empeoran cuando se trata la artritis.

La podología preventiva puede ayudar a identificar y tratar estos problemas a tiempo. Si tienes problemas en los pies, es importante que acudas a un podólogo. Un podólogo puede ayudarte a identificar la causa de tus problemas y recomendarte la mejor manera de tratarlos.

Ubicación

Boulevard 5 de mayo #9, Las Palmas, Puebla de Zaragoza, México.

Es mejor prevenir que lamentar

Si tienes molestias, uña incarnada o sufres de algún padecimiento en los pies es importante que acudas con un especialista que te puede ayudar mediante un tratamiento personalizado.